Economía austera: servicios compartidos y movimiento de creadores

En 1937, Ronald Coase decía que la organización piramidal de las economías occidentales, donde unos cuantos productores están en la cima y millones de consumidores pasivos están en la base, se debe a los costos de transacción, costos asociados con la búsqueda, negociación, toma de decisiones y aplicación. Pero como internet, las tecnologías móviles y las redes sociales están casi eliminando dichos costos en muchos sectores, esta estructura no puede sino cambiar.

En Estados Unidos y Europa, nuevos ecosistemas de valor dirigidos por consumidores están poniendo en entredicho las cadenas de valor de integración vertical controladas por grandes compañías, pues los consumidores pueden diseñar, construir, distribuir y comercializar bienes y servicios entre sí, sin necesidad de intermediarios. Este enfoque de abajo hacia arriba de creación de valor existe debido a redes horizontales, de igual a igual, así como a plataformas hágalo usted mismo, que componen las bases de la economía austera.

Ávidos por ahorrar dinero y minimizar su impacto ecológico, los consumidores occidentales están renunciando a la propiedad individual a favor de un acceso compartido a productos y servicios. Cerca de 50 por ciento de los europeos piensan que en diez años los automóviles serán de consumo compartido. El servicio de alojamiento compartido Airbnb ya renta más noches de alojamiento por año que toda la cadena Hilton. Y el mercado de crédito entre iguales, que evita los bancos y sus cargos ocultos, superó los mil millones de dólares en 2012. Se prevé un aumento espectacular del mercado global de productos y servicios compartidos, sin necesidad de inversiones significativas.

La Comisión Europea estima que los servicios compartidos entre iguales, se convertirán en una fuerza económica transformadora. Las redes sociales respaldan esta previsión. Al permitir a las personas comunes hacer cosas en su hogar que hace una década solo los científicos podían hacer en laboratorios, la economía de internet está reduciendo los costos de investigación y desarrollo, diseño, y producción de bienes y servicios en muchos sectores. Gracias a paquetes de hardware de bajo costo, las personas producen cada vez más sus dispositivos de consumo, y pueden diseñar y fabricar productos de nivel industrial mediante talleres compartidos de alta tecnología o “fab labs” equipados con equipos CNC, cortadores láser e impresoras 3D.

Estos cambios están impulsando el “movimiento de creadores” que colectívamente pueden crear productos asequibles de calidad y más rápido que las grandes compañías. En conjunto, el movimiento de creadores y las plataformas de servicios compartidos entre iguales están engendrando una economía austera que puede crear valor de forma eficiente, rentable, socialmente incluyente y sostenible.

Reconociendo esto, algunas comunidades están apoyando activamente el movimiento de creadores y el desarrollo de economías austeras, por ejemplo organizando Maker Faires (Ferias de Creadores), donde los ciudadanos exhiben su ingenio y se relacionan con otros creadores. Barack Obama declaró que el Hágalo Usted Mismo de hoy, es el Hecho en Estados Unidos de mañana, y nombró un asesor para determinar cómo convertir el movimiento de creadores en motor de crecimiento para el país.

Una economía austera que se organice a sí misma podría generar miles de millones de dólares y crear millones de empleos a mediano plazo. Pero las grandes compañías occidentales cuyos modelos, respaldados por enormes presupuestos de investigación y desarrollo y estructuras organizativas cerradas, no están diseñadas para satisfacer las necesidades de clientes conscientes de los costos y los aspectos ambientales, que buscan más y mejor por menos. La transición a una economía austera ya se está dando, y las empresas tradicionales deben sumarse o corren el riesgo de volverse obsoletas.

Fuente:

  • Editorial por Navi Radjou (consultor en innovación en Silicon Valley) y Jaideep Prabhu (profesor de negocios en la Universidad de Cambridge), sección “Negocios” de Reforma del 13 de febrero de 2015.

Créditos fotográficos:

– www/flickr/com/photos/ttrimm/7231439564(Maker Faire 2012, Teresa Trimm)

 

 

Share Button

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Tu correo electrónico no se publicará. Campos obligatorios están marcados con *



© 2014 Centro Schumpeter para la Destrucción Creativa. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS.

Ir a la barra de herramientas