Oceanos sin peces

El pasado 15 de septiembre del presente año, el Fondo Mundial para la Naturaleza o WWF por sus sigla en inglés (World Wildlife Fund for Nature) presento en Quito el informe Planeta vivo: Océanos, también conocido como el Living Blue Planet, el documento presenta conclusiones muy alarmante ya que establece que poblaciones de peces están disminuyendo considerablemente en todo el mundo, lo cual atenta directamente en nuestra seguridad alimentaria, de igual manera establece que una emergencia mundial en cuestión de seguridad alimentaria puede ser evitada si se actúa de forma inmediata.

La investigación realizada por la WWF, analizó 5.829 poblaciones de 1.234 especies, y muestra un descenso general del 49% en promedio de las poblaciones marinas entre 1970 y 2012, lo cual supone un grave problema ecológico, económico y alimentario en todas las naciones del mundo, en especial para aquellas cuya dieta y economía basa, en su mayoría, en la pesca. Es decir, existe un desequilibrio desde el punto de vista de la sustentabilidad ya que se extrae más especies animales de las que se pueden regenerar en un tiempo específico, comprometiendo la satisfacción de necesidades en generaciones futuras.

Marco Lambertini, director de WWF Internacional, declaró que “Estamos capturando peces de tal manera que podríamos quedarnos sin acceso a una fuente de alimento vital para el hombre. La sobrepesca, la destrucción de los hábitats marinos y el cambio climático tendrán consecuencias nefastas para las comunidades más pobres que dependen del mar. La buena noticia es que existen soluciones y sabemos lo que hay que hacer. El océano es un recurso renovable que puede abastecer a las generaciones futuras si abordamos estas presiones de forma efectiva. Debemos aprovechar este conocimiento para apoyar el océano y revertir el daño mientras podamos”.

En cifras, el informe establece que el aumento de la protección de los hábitats críticos podría producir beneficios netos de entre 490.000 millones de dólares y 920.000 millones de dólares entre 2015 y 2050 y que por cada dólar invertido para crear áreas marinas protegidas podría producir el triple de beneficios a través de factores como el empleo, la protección de la costa, y la pesca.

A finales del mes de septiembre los gobiernos acordarán formalmente la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, cuyas prioridades serán la reducción de la pobreza y el aumento de la seguridad alimentaria, lo cual desarrollaría vínculos directos con la protección de los océanos, la sobrepesca, la pesca ilegal y la contaminación marina.

 Fuente:

http://www.bbc.com/mundo/noticias/2015/09/150915_peces_oceanos_reduccion_lp

Share Button

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Tu correo electrónico no se publicará. Campos obligatorios están marcados con *



© 2014 Centro Schumpeter para la Destrucción Creativa. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS.

Ir a la barra de herramientas