El Niño y su influencia a nivel mundial

El fenómeno de El Niño se ha registrado al menos 120 veces en los últimos cinco siglos. El que ha causado más estragos es el que sucedió entre 1997 y 1998. Este fenómeno es definido por el Panel Intergubernamental para el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés) como “un patrón climático recurrente que implica cambios en la temperatura de las aguas en la parte central y oriental del Pacífico tropical. En períodos que van de tres a siete años, las aguas superficiales de una gran franja del Océano Pacífico tropical, se calientan o enfrían entre 1 ° C y 3 ° C, en comparación a la normal”.

Asimismo, el Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología de Venezuela conceptualiza a fenómeno de El Niño como un “evento oceánico que consiste en el calentamiento inusual de las aguas superficiales del Pacífico Ecuatorial”. Cuando esto ocurre, generalmente, se produce un cambio en el patrón normal de la circulación atmosférica en la región, lo que trae como consecuencia alteraciones en el sistema climático global. Las regiones del mundo que se ven afectadas por este evento suelen experimentar cambios en el régimen de precipitación y de temperatura.

El Niño (nombre dado por los pescadores peruanos a una corriente cálida que aparece cada año alrededor de Navidad, haciendo referencia al Niño Jesús) u Oscilación del Sur (ENOS) es uno de los eventos climáticos de gran escala que más efectos producen en las condiciones del clima de muchas regiones del globo, ya que influye considerablemente la distribución de las precipitaciones en las zonas tropicales, además de tener una fuerte influencia sobre la cantidad de lluvia precipitada en otras partes del mundo.

Como ya se ha explicado, la influencia del fenómeno no es la misma a lo largo de la superficie terrestre. Por ello, William Patzert (experto de la NASA), explica que, en función de modelos climáticos (que solo  pueden predecir lo que sucederá a unos pocos meses, pero igual hay que ser precavidos) se predice “El Niño de mayor intensidad desde 1997-1998”.

Con respecto a los estragos en Sudamérica, el especialista del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA sostuvo que, de manifestarse de esa manera  “en la región que va desde el norte de Chile hasta Ecuador, en la que se encuentran algunas de las zonas más áridas del planeta, El Niño hace que se den inviernos muy lluviosos. En Sudamérica se cuenta con los mayores caladores de pesca comercial del mundo, si la temperatura del agua permanece inusualmente alta se produce un colapso en las capturas, lo puede impactar en las economías de esos países. Mientras que dijo que para el noreste de Brasil, El Niño suele provocar sequía, mientras que en el sur de Brasil y el norte de Argentina se registran inundaciones”(1).

Patzaer, declaró además que  “mientras que para Norteamérica de generarse condiciones similares a las de los años ’97 y ’98 se prevé un invierno más lluvioso al sur de EE.UU. y unos inviernos más templados en el norte de EE.UU. y el sur de Canadá. También en esa zona podría generarse una temporada muy activa de huracanes en las costas de Baja California”(1).

Las predicciones del modelo climático arrojan además que en países como “Japón y China se darían inviernos más templados y sequias extremas en países como en Filipinas, Indonesia o Tailandia, situación similar podría ocurrir en el norte de Australia y en el sur del continente africano y Madagascar donde tienden a verse afectados por la sequía”(1).

Fuentes utilizadas:

[1] http://www.bbc.com/mundo/noticias/2015/08/150804_ciencia_el_nino_fenomeno_clima_efectos_planeta_jg

[2] http://www.ipcc.ch/

[3] http://www.inameh.gob.ve/

Créditos fotográficos:

http://estaticos04.cache.el-mundo.net/elmundo/imagenes/2012/03/12/espana/1331584636_0.jpg

Share Button

Noticias relacionadas

Una respuesta

Deja una respuesta
  1. Wanita
    Jul 25, 2016 - 11:55 AM

    così: la preoccupazione per la salvaguardia dell'ambiente è una preoccupazione anti-scientifica o no? Lascia stare che ampi settori del movimento ecologista siano guidati più dall'ideologia che dal ragionamento scientifico, l'ecologismo è qualcosa di più ampio. Se dici che è anti-scientifico sembra quasi che non dobbiamo affatto preoccuparci per l&#tm;a9bien3e.E' questo quello che volevi dire?

    Reply

Deja una respuesta

Tu correo electrónico no se publicará. Campos obligatorios están marcados con *



© 2014 Centro Schumpeter para la Destrucción Creativa. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS.

Ir a la barra de herramientas